Las dirigencias de Morena, PT y Encuentro Social (PES) han sido cuestionadas por el reparto de candidaturas en la coalición Juntos Haremos Historia.

Aunque Morena lleva mano en la alianza, se considera que el PES ha resultado más beneficiado que los petistas. Ante esta situación, y como consecuencia de la crisis que enfrentan tras las acusaciones y denuncias contra algunos de sus dirigentes por presunto desvío de recursos y tras las multas millonarias impuestas por la autoridad electoral, los militantes del PT no descartan el riesgo de perder registros a escalas nacional o local, y hasta hay dudas sobre la posibilidad de lograr conformar bancadas legislativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ thirty one = thirty four