Menos de 24 horas después de renunciar a su militancia panista, Javier Lozano Alarcón fue designado uno de los voceros de José Antonio Meade Kuribreña. 

Al regresar al PRI anunció que llega a la precampaña presidencial a exhibir a Ricardo Anaya como el traidor que es, a quien también la víspera calificó de “joven dictador”. Sobre esto, el senador Ernesto Ruffo expresó que la salida de Javier Lozano significa que “la pus sigue saliendo del blanquiazul”. Dijo que confía en que concluya la división que Lozano y el grupo de calderonistas provocaron en la bancada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = three